por elhoyofunky

Dos horas manejando a casa y la lluvia no cede
media hora buscando un lugar en la calle para estacionar el auto
los zapatos favoritos llenos de lodo echados a perder
abro la puerta, te miro y me doy cuenta que no me hace falta nada.