El tercer piso, mis 30.

por elhoyofunky

Son casi las dos de la mañana, pasó algo que se llevó el sueño o tal vez es el pendientito de dejar algo aquí en tan, personalmente, motiva ocasión.

En ocho días cumplo treinta años y esta vez hago una introspectiva más profunda pero haciendo la misma pregunta de cada cumpleaños: ¿Qué chingados he hecho de mi vida? La respuesta esta vez: mucho, aunque no lo suficiente.

Me da gusto ver que a los treinta soy una parte de lo que siempre quise ser. Me da alegría entender que no importa cuánto tengas sino con quién lo compartas. Que la felicidad no es un mito pero que no es como la cuentan. Paso a los treinta comprendiendo y sintiéndome con menos miedo de seguir formando una familia; de tener un hijo o mil o ninguno. Paso a los treinta agradeciendo a cada una de esas personas que me trajeron hasta aquí, a estar donde estoy, a ser lo que soy, a entenderme. Este ha sido un gran paso, aunque me haya alejado de ustedes, aquí están, están en mi, siempre. Paso al tercer piso resignado a que tarde o temprano mi música llegaría al programa de clásicos de mi estación favorita. Esta vez puedo decir que no me falta nada y paso a los treinta sintiéndome lo suficientemente viejo para no seguir sintiéndome de veinte.